Desarrollo Positivo Logo

 
twitter-30facebook-30googleplus-30linkedin-30
info@desarrollopositivo.es
639 12 24 50
 
 
 

atleta-pensando

"La realidad es que, si no puedes dominar este aspecto, nunca te vas a dar cuenta de todo tu potencial".

Navegando por las redes sociales, me he encontrado esta carta de McCaw (Coach de Deportistas de Alto Rendimiento) a los jóvenes atletas. Da igual de qué disciplina seas y en qué nivel estés, si te gusta el deporte y vas a seguir en él, te conviene leerla y empezar a trabajar sobre ello.

"Querido joven atleta,

Esto es algo que me gustaría compartir contigo, y que me hubiera gustado que alguien me dijera cuando yo empecé a hacer deporte.

El hecho es que, te guste o no, no vas a jugar bien o de la forma que te gustaría cada vez que salgas a competir.

De hecho, muchas veces ni siquiera ganarás haciendo tu mejor juego.

Esa es la realidad:

Habrá muchos días en los que NO juegues de la forma que te gustaría. En parte, la razón por la que muchos atletas se hunden es debido a sus expectativas y al hecho de que quieren dar "su mejor" versión cada vez que salen a competir.

Y eso es imposible.

Puede que esto te suene un poco negativo, pero es la realidad. Siempre tienes que esperar lo mejor de ti mismo, tener confianza, dar tu mayor esfuerzo, pero estate preparado para manejar la forma de tus pensamientos cuando no juegues como te gustaría.

No todo va por el camino que uno planea. No puedes controlarlo todo. Pero sí puedes controlar cómo reaccionas a lo que te sucede.

Los grandes atletas son grandes, no por su brillantez, sino porque aceptan mejor sus errores. Saben cómo lidiar con ellos. También son coherentes en sus hábitos y rutinas. Esa es la razón por la que han ganado algunos de sus mejores partidos o torneos jugando lejos de su mejor versión.

Una vez leí esta gran cita, y se me grabó: "en el fragor de la batalla (competición), no subes a tu nivel, sino que bajas a los hábitos que has creado en tus entrenamientos."gimnasia-entrenamiento

Me encanta esta cita porque es muy cierta. Como entrenador de alto rendimiento deportivo, sigo recordando a los atletas con los que trabajo, que bajo presión nos convertimos en nuestros hábitos. Así que mejor que sean buenos.

Acabo de leer un artículo sobre el ex campeón de tenis del abierto de Francia Gastón Gaudio. Esto es lo que decía: "la mayoría de las veces no juegas de la forma que te gustaría, las cosas no salen de la forma que tu quieres, así que tienes que gestionar eso".

Palabra clave: "Gestionar" (gestión de la mentalidad)

Muchos años atrás, mientras vivía en Suráfrica, trabajé con Graeme Smith, ex capitán de cricket de Sudáfrica. Esto es lo que me dijo: "sé que no voy a jugar como quiero cada vez, pero sí puedo controlar cómo sentirme con ello."

La Estrella de la NBA, Lebron James dice que es imposible jugar 80 partidos en una temporada y esperar estar a tope cada día. "Lo que importa es que yo trato de dar lo mejor de mí en cada partido."

Muchos jugadores se echan encima demasiada presión, pensando que pueden dar el máximo cada noche. ¡Es imposible!

Otro de mis clientes, el 3 veces campeón mundial de squash Ramy Ashour, fue al campeonato mundial de 2014 sabiendo que no estaba ni cerca de su 100 % de forma, tras 8 meses lesionado. En una conversación telefónica tras un partido, me dijo: "continúo a pesar de que no he jugado mi mejor juego. Lo único importante es que fue lo suficientemente bueno para jugar mañana de nuevo".

Esto es lo que los campeones entienden; simplemente lo aceptan y lo superan.

En mi experiencia de trabajo con atletas de todos los niveles, he descubierto que son los perfeccionistas los más propensos a estropear sus propios partidos al no aceptar que no están jugando como a ellos les gustaría.

Antes de terminar, permíteme compartir estas 3 ideas contigo:

1. Un atleta de éxito acepta que NO va a conseguir su mejor versión cada vez que sale a competir.

2. Entiende que el éxito radica en el control de sus hábitos, emociones y mentalidad.

3. Un atleta de éxito entiende que para ganar en sus "malos" días, necesita continuamente dar lo mejor de sí y creer que puede ganar. No permite que una mala actitud se interponga en su camino.

Y hay una cosa más que quiero decirte, y es que no te define lo que haces o tus resultados. Lo que realmente te define es en QUIEN te conviertes y cómo manejas el viaje.

Buena suerte.

Te saluda atentamente,

- Allistair McCaw"